PSICOTERAPIA GESTALT & TANATOLOGÍA

Psicoterapia:

Es un proceso de comunicación entre un psicoterapeuta y una persona que acude a consultarlo con el propósito de lograr una mejora en su calidad de vida, a través de un cambio en su conducta, actitudes, pensamientos o afectos.  El terapeuta está entrenado para llevar a cabo un acompañamiento respetuoso y promover un  clima en la sesión que le genera al paciente la confianza necesaria para expresar libremente lo que le hace sufrir.  A  partir  de las técnicas y las actitudes terapéuticas en el acompañamiento, el paciente llega a resolver situaciones y sentirse mejor emocionalmente.
 

Psicoterapia Gestalt:

La psicoterapia gestalt tiene como objetivo, además de ayudar al paciente a reconocer  sus síntomas, permitirle llegar a ser más creativamente vivo y liberarse de los bloqueos y asuntos no resueltos que han disminuido su satisfacción óptima, autorrealización y crecimiento. 
La psicoterapia gestalt tiene como objetivo promover una toma de conciencia que le  permita  al paciente lograr ajustes creativos en su relación con personas y situaciones.  Por medio de la expresión y del trabajo de los síntomas se busca resolver asuntos no resueltos, bloqueos  y experiencias obsoletas, que ya no le sirven.  El enfoque está en el aquí y ahora y en  el cómo la persona está respondiendo a ideas absorbidas tiempo atrás pero que no coinciden con las necesidades auténticas y presentes de la persona. 

Tanatología:

La Tanatología es la disciplina integral que estudia el proceso de duelo, es decir  las experiencias dolorosas que las personas usualmente experimentamos ante una pérdida.  La magnitud del duelo depende de la pérdida y de cómo la vive la persona.  Por lo cual no hay comparaciones, ni mediciones, sino que cada proceso es muy particular.  Las sesiones de tanatología le proporcionan al doliente el espacio para expresar sus sentimientos y sus vivencias  ante la pérdida de un ser querido para poder elaborar e integrar la experiencia.   Se puede recurrir a estas sesiones ya sea que la pérdida se haya producido  por muerte , separación, ruptura amorosa o cambio geográfico.