PSICOTERAPIA GESTALT & TANATOLOGÍA

Duelo y depresión

08 Oct 14 - 16:23

Duelo y depresión.

   En el marco del día mundial de la Salud, que se celebra el 10 de octubre, hablemos sobre la relación entre duelo, tristeza y depresión.  A veces confundimos estos términos.

   Podemos decir que un duelo es la reacción emocional ante una pérdida, sea de la intensidad que sea.  Así tendremos duelos relativamente más cortos cuando se trate de un cambio de escuela, de trabajo, de ciudad.  Duelos más serios como la pérdida de la pareja por ruptura, quedarse sin empleo o enfrentar una enfermedad crónica.  Y duelos severos como la muerte de un ser amado o una enfermedad devastadora.  Esta clasificación es muy en general, ya que en realidad la seriedad del duelo la determina el cómo lo vive la persona, siendo esta una experiencia totalmente única y no sujeta a comparación.  Hablamos de 5 etapas a partir del nacimiento de la tanatología, a cargo de la reconocida doctora Elizabeth Kubler  ross.  Estas etapas son negación, negociación, ira, tristeza y aceptación.  No son lineales y se puede transitar de una a otra o presentar dos etapas a la vez.

   Como podemos ver, la tristeza es una parte natural del duelo.  A veces nos asustamos porque alguien “no acepta las circunstancias” o “se la pasa llorando”.  Sin embargo son etapas naturales.  Es cierto que no resultan nada gratas, pero son naturales a los seres humanos.  Incluso a los animales pues dicen que los elefantes se quedan por horas llorando a sus familiares muertos!   Pero bueno, ¡eso es otra historia!   Lo que la persona más necesita cuando está atravesando las diferentes etapas de un duelo es el acompañamiento respetuoso de sus seres amados.  Escucha empática, compañía si se le solicita, y sobre todo el saber que los demás se preocupan por él/ella a una distancia prudente.  Es común decir “No sé qué hacer en estos casos, no sé qué decir, no sé cuánto acercarme”.  Lo mejor es preguntar, ¡Se vale¡   Las palabras mágicas son:  ¿Qué necesitas? ¿Qué puedo hacer por ti?  Incluso si la persona contesta que ella misma no sabe, lo que sí entenderá es que se preocupan por ella y que si necesita algo puede pedirlo.

   Por otro lado si un duelo no se resuelve,  no se asimila, entonces se presentará depresión que puede ir de leve a seria.     Pero ¿Qué significa trabajar un duelo?  ¿No es algo que se da naturalmente con el paso del tiempo?   Así lo es en muchas ocasiones, dependiendo de la personalidad y del apoyo  recibido, el duelo es asimilado en un tiempo prudente, llegando a la aceptación y se continúa con la vida.  En otras ocasiones en que diferentes razones impiden cerrar y asimilar, ya sea que se juntan duelos, o que  las circunstancias de la pérdida fueron muy fuertes, la persona no puede asimilar la pérdida y cada día se siente de hecho peor.  Es entonces que se necesitará ayuda terapéutica para elaborar los sentimientos de enojo, culpa, cosas no dichas, inseguridad, etc.  Mediante un proceso tanatológico en la consulta se podrán expresar todos estos sentimientos, poner en perspectiva y promover la aceptación.
¿Te sientes atorad@ en un duelo?  ¿Ha sido difícil para ti llegar aceptar las pérdidas?
 

Agregar un comentario

Tu nombre

Tu dirección de correo (no se mostrará)

Mensaje *